Herramientas y como cambiar los discos de freno

0
681

¿Necesitas cambiar los discos de freno de tu coche? Pues entonces puedes optar por acudir a un taller o bien realizar tú mismo esta operación. Para ello, necesitarás un poco de paciencia y unas cuantas herramientas especiales.

¿Quieres saber cuáles? Pues atento porque nosotros te contamos qué herramientas necesitas y cómo cambiar los discos de freno.

Qué son los discos de freno

Los discos de freno son uno de los sistemas más utilizados por los coches para poder frenar. Se trata de un mecanismo muy simple y efectivo que combina una parte móvil, el disco, con unas pastillas de frenado. El buen estado de ambos será esencial para que nuestro vehículo pueda frenar de forma eficaz.

Estos discos pueden ser de varias clases. Y así, nos encontramos con discos de fundición, discos de acero e incluso de cerámica. Que suelen estar rayados o agujereados para poder disipar el intenso calor que se genera al frenar.

ESTO TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:
Herramientas y cómo soldar una chapa en un vehículo

Si tus discos de freno están en mal estado, es conveniente que los cambies. Pues podrías encontrarte en una situación comprometida si tus frenos no responden como debieran. ¿Y cómo puedes saber si tu disco de frenos está en mal estado?

Pues es muy fácil ya que escucharás un fuerte chirrido cuando pises el freno. Y, además, el volante vibrará tan fuerte que te costará trabajo mantener la dirección del coche.

Herramientas para cambiar los discos

Cambiar los discos de freno de tu vehículo te resultará bastante sencillo si sigues los pasos que a continuación te vamos a mostrar. Eso sí, debes de aprovisionarte antes de las siguientes herramientas y utillaje que te harán el trabajo mucho más fácil y seguro.

Gato hidráulico: te ayudará a levantar el coche lo necesario para poder manipular la rueda y el disco de forma fácil.

Borriqueta: Es ideal para mantener el coche en una posición segura.

Llave de cruz o cruceta: Con ella podrás aflojar las tuercas de la rueda que debes retirar.

Guantes: Para proteger tus manos de posibles arañazos y hematomas y de la suciedad.

Llaves y destornilladores: Para aflojar la pinza del freno, sacar la pastilla…

Limpiador de frenos: Con el que podrás eliminar la suciedad que se acumula en ellos antes de colocar el nuevo disco de frenos.

Y demás herramientas para reparar frenos.

Pasos para cambiar los discos de frenos

Paso 1: Afloja los tornillos de la rueda en la que vas a trabajar

Para ello gira previamente la dirección del vehículo hacia la rueda en la que vas a trabajar. Y después con la llave de cruceta afloja los tornillos de ésta. Así, cuando lo eleves podrás terminar de retirar los tornillos y la rueda saldrá más fácilmente.

ESTO TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:
Cómo y cuándo cambiar las pastillas o zapatas de frenos

Paso 2: Eleva el vehículo y extrae la rueda

Utiliza el gato hidráulico y levanta el vehículo por el lado en el que vas a trabajar. Extrae la rueda y podrás tener acceso a todo el sistema de frenado.

Paso 3: Extrae las pastillas de freno

Una vez que ya tienes acceso al sistema de frenado tendrás que retirar las pastillas de freno. Hecho esto, verás el disco de freno.

Paso 4: Quita la pinza del freno

Para ello deberás aflojar las tuercas que la mantienen unida a todo el sistema. Esto podrás hacerlo con una llave plana. Y después solo tendrás que extraerla con tus manos.

En algunos modelos de vehículo puedes encontrar unas tapas que protegen las pinzas del freno. Tendrás que extraerlas desatornillándolas antes de poder manipular dichas pinzas.

Paso 5: Quita el disco de freno usado

Ahora es cuando podrás quitar el disco de freno usado. Tendrás que desatornillar el tornillo que lo fija al resto del sistema de frenos y sacarlo.

Paso 6: Coloca el disco de frenos nuevo

Coloca el nuevo disco de frenos y fíjalo de nuevo con el tornillo que quitaste del anterior. Comprueba que quede bien fijo y que no se mueva.

Paso 7: Límpialo y coloca la pinza

Utiliza un limpiador de frenos especial para que quede limpio. De lo contrario podría no realizar bien su función. Hecho esto, vuelve a colocar la pinza tal y como estaba antes de quitarla. Recuerda poner bien todos los tornillos y protectores si los tenía.

ESTO TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:
Martillos imprescindibles para un taller mecánico

Paso 8: Pon las nuevas pastillas de freno

Y asegúrate de que queden bien encajadas.

Paso 9: Coloca la rueda y bombea el freno

Vuelve a colocar la rueda y ajusta bien sus tornillos y tuercas. Y bombea el freno para que todo el sistema se ajuste. Para ello deberás presionar el freno en varias ocasiones de forma progresiva hasta que llegues al fondo.

Paso 10: Prueba el sistema de frenado

Completado todo el proceso de cambio del disco de freno deberás probarlo. Pero eso sí, con precaución. Pues debes asegurarte de que todo está en su sitio y bien ajustado.

Para ello, te recomendamos que circules con precaución durante los 100 primeros kilómetros tras realizar el cambio. Esto te permitirá comprobar si has realizado bien la operación y si tu vehículo frena de forma correcta.

Si este post te ha resultado útil, no dudes en seguirnos en nuestro blog de mecánica. En él podrás encontrar muchos más consejos para mantener el buen funcionamiento de tu vehículo.

Así como guías para cambiar piezas o reparar pequeñas averías de coches y motos. Te contamos paso a paso cómo hacerlo y qué herramientas necesitas para ello.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here