Cómo y cuándo cambiar las pastillas o zapatas de frenos

0
39

Si en otro post te contábamos cómo detectar una avería en el disco de frenos y cómo cambiarlo. En este hemos decidido enseñarte cómo y cuándo hay que cambiar las pastillas o zapatas de frenos. ¿Te interesa? Pues atento porque aquí te lo contamos.

Cómo saber que las pastillas de frenos están en mal estado

Las pastillas de los frenos de un vehículo se desgastan debido a la fricción que sufren contra el disco al frenar. Por ello hay que cambiarlas de forma regular. No existe un número concreto de kilómetros a los que hay que cambiarlas. Pues esto depende de varios factores, entre ellos, la forma de conducir del conductor.

Pero en general hay que revisarlos a los 25.000 kilómetros. Y, sobre todo, si has empezado a notar un ruido extraño al frenar. O que la distancia de frenado de tu vehículo se alarga considerablemente.

ESTO TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:
Herramientas y como cambiar los discos de freno

En ese caso, puedes optar por llevarlo a un taller o cambiarlas por ti mismo. Ahorrándote un dinero considerable. Eso sí, deberás contar con el utillaje adecuado para poder trabajar de forma cómoda y sobre todo, segura.

Herramientas para cambiar las pastillas de frenos

Si ya te has decidido en hacer por ti mismo el trabajo, te recomendamos que cuentes con las siguientes herramientas. Algunas las traerá tu vehículo de serie, y otras podrás comprarlas en alguna tienda de confianza.

Entre ellas, tendrás que contar con herramientas para cambiar los discos de freno, otras genéricas como gato hidráulico para elevar el coche y poder desmontar las ruedas en las que vas a trabajar. Diferentes llaves como una llave Allen, una llave de cruz o cruceta y un destornillador plano.

Las herramientas para cambiar pastillas de frenos que utilices deberán ser de calidad. Pues una falla en las mismas puede arruinar tu trabajo, e incluso poner en peligro tu salud. Por ello, recuerda que estas deben ser de calidad.

Pasos para cambiar las pastillas de frenos de tu vehículo

Paso 1: Posiciona el vehículo en un espacio plano y gira el volante

El giro deberá hacerse hacia el lado de la rueda en la que vas a trabajar. Y el vehículo debe estar bien asegurado y estacionado en un lugar plano.

Paso 2: Afloja los tornillos de la rueda

Antes de levantar el coche deberás aflojar los tornillos de la rueda en la que vas a trabajar. Hazlo con la llave de cruceta, pero aún no la extraigas. Esto debes hacerlo con el vehículo aún en el suelo porque te resultará más fácil que si la rueda está en el aire.

ESTO TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:
Cómo purgar los frenos de un coche

Paso 3: Eleva el vehículo y extrae la rueda

Con la ayuda de un gatillo hidráulico eleva el vehículo. Y ahora sí, procede a retirar los tornillos y a extraer la rueda para poder acceder al sistema de frenado.

Paso 4: Extrae las pastillas de freno

Una vez que has retirado la rueda podrás ver todo el sistema de frenado. Lo primero que verás son las pastillas de freno y para su extracción necesitas contar con una llave Allen y un destornillador.

Retira los tornillos que las sujetan y haz palanca para poder sacarlas. Pero ten cuidado de no dañar el disco de frenos, pues de hacerlo tendrás que cambiarlo también. Si esto sucede, tranquilo. En nuestro blog de mecánica encontrarás cómo sustituirlo.

Paso 5: Coloca las nuevas pastillas de frenos

Y ajústalas tal y como estaban las anteriores. Deberás comprimir el pistón del freno para que entren a la perfección y atornillarlas de nuevo con la llave Allen.

Paso 6: Pon de nuevo la rueda

Una vez que te has asegurado de que la pastilla de freno está bien ajustada y montada como estaba la anterior. Deberás poner de nuevo la rueda. Colócala con el vehículo en alto y ajusta todo lo que puedas los tornillos. Pero termina de ajustarlos una vez que has bajado el gato hidráulico y que tienes el vehículo en el suelo.

ESTO TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:
Herramientas y como cambiar los discos de freno

Paso 7: Haz lo mismo en las otras ruedas

Repite todos los pasos en el resto de ruedas a las que vas a cambiar las pastillas de frenos. Recuerda no saltarte ningún paso y no perder ningún tornillo. Usa varios recipientes para guardarlos y mantenerlos en orden.

Es decir, uno para los tornillos de las ruedas, otro para los tornillos de las pastillas de frenos, etc. Y si lo necesitas, hecha fotografías antes de desmontar cada una de las partes o haz anotaciones en una libreta.

Paso 8: Bombea el freno

Una vez que has terminado de sustituir todas las pastillas de frenos presiona éste. Debes hacerlo de forma progresiva, varias veces, hasta que llegues al final. De esta manera, el pistón del freno hará que la pastilla se acerque al disco y que todo quede bien encajado.

Paso 9: Prueba todo bien

La mejor forma de verificar tu trabajo es probar el sistema de frenos. Pero debes hacerlo con precaución. Por ello, te recomendamos que durante los 100 primeros kilómetros circules con precaución.

Nuestro blog de mecánica

Como habrás visto, cambiar las pastillas de frenos no es nada complicado. Solo necesitas un poco de paciencia y contar con las herramientas adecuadas. Eso, y seguir los pasos que te hemos dado.

Y si necesitas algún consejo más sobre reparaciones de vehículos, nosotros hablamos de mecánica en nuestro blog. Así que no dudes en consultarlo de forma asidua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here